Arrullo y Mantas

Cuando planteamos la habitación de nuestro bebé uno de los principales objetos en los que tenemos que centrarnos es en la cuna o minicuna (según la edad del bebé). En ella el bebé debe sentirse a gusto y de manera confortable. De ese confort dependerá que el bebé descanse y duerma tranquilo proporcionando esa tranquilidad también a sus padres y cuidadores.

Elegir la ropa de cama

La ropa de cama que utilizamos para los bebés debe estar fabricada con materiales de calidad que resistan los lavados frecuentes necesarios en el caso de cualquier material para los bebés. También es importantísimo el que estén fabricados con tejidos que no provoquen alergias ni reacciones en la piel de los bebés. Aunque el contacto no sea directo con la piel, las mantas están en contacto con las manos de los bebés cuando duermen y por ello es muy aconsejable cuidar al máximo esta calidad.

En el caso de los bebés no solo se utilizan las mantas y arrullos para cuna, sino que pueden utilizarse para tapar al bebé en otros lugares como sillas de paseo, minicunas, o cualquier otro espacio donde pueda estar nuestro bebé. Por tanto es una pieza de gran uso y versatilidad durante los primeros años de nuestro bebé.

Los arrullos son un tipo de especial de accesorio de abrigo, similar a la manta, pero pensado para ajustarse al bebé en modo “saquito” y conseguir que no se destape. Están especialmente pensados para cuando cogemos al bebé en el espacio exterior y para ponerlos encima del carro del bebé aunque también podemos utilizarlos encima de la minicuna para asegurarnos que el bebé no se destapa.

Opciones Variadas donde elegir

Los diseños y colores son casi infinitos adaptándose al gusto de los progenitores y el diseño de las habitaciones infantiles.

Entre las mantas y arrullos que podemos compra en la tienda de Le Pompon Bleu tenemos opciones variadas para todas las épocas del año y necesidades de abrigo, abarcando un surtido entre mantas de cuna de tacto suave y abrigo ligero hasta mantas de cuna tipo polar para las épocas invernales de temperaturas más bajas. Las mantas de cuna de abrigo medio y textura ligera son, además, muy utilizadas como abrigo extra durante casi todo el año y, aunque dejemos de utilizarla en la cuna si puede resultarnos muy útil para tapar al bebé en su silla de paseo o mientras está sentado en la silla accesoria del coche, incluso si le tenemos en brazos, cuando el bebé es todavía pequeño. Son también muy útiles para poner encima de superficies como sillones donde vamos a colocar al bebé por un tiempo determinado, para cunas de viaje, o para parques de juegos en los que, a veces, los bebés se quedan dormidos.

 

 

Cuando planteamos la habitación de nuestro bebé uno de los principales objetos en los que tenemos que centrarnos es en la cuna o minicuna (según la edad del bebé). En ella el bebé debe sentirse a gusto y de manera confortable. De ese confort dependerá que el bebé descanse y duerma tranquilo proporcionando esa tranquilidad también a sus padres y cuidadores.

Elegir la ropa de cama

La ropa de cama que utilizamos para los bebés debe estar fabricada con materiales de calidad que resistan los lavados frecuentes necesarios en el caso de cualquier material para los bebés. También es importantísimo el que estén fabricados con tejidos que no provoquen alergias ni reacciones en la piel de los bebés. Aunque el contacto no sea directo con la piel, las mantas están en contacto con las manos de los bebés cuando duermen y por ello es muy aconsejable cuidar al máximo esta calidad.

En el caso de los bebés no solo se utilizan las mantas y arrullos para cuna, sino que pueden utilizarse para tapar al bebé en otros lugares como sillas de paseo, minicunas, o cualquier otro espacio donde pueda estar nuestro bebé. Por tanto es una pieza de gran uso y versatilidad durante los primeros años de nuestro bebé.

Los arrullos son un tipo de especial de accesorio de abrigo, similar a la manta, pero pensado para ajustarse al bebé en modo “saquito” y conseguir que no se destape. Están especialmente pensados para cuando cogemos al bebé en el espacio exterior y para ponerlos encima del carro del bebé aunque también podemos utilizarlos encima de la minicuna para asegurarnos que el bebé no se destapa.

Opciones Variadas donde elegir

Los diseños y colores son casi infinitos adaptándose al gusto de los progenitores y el diseño de las habitaciones infantiles.

Entre las mantas y arrullos que podemos compra en la tienda de Le Pompon Bleu tenemos opciones variadas para todas las épocas del año y necesidades de abrigo, abarcando un surtido entre mantas de cuna de tacto suave y abrigo ligero hasta mantas de cuna tipo polar para las épocas invernales de temperaturas más bajas. Las mantas de cuna de abrigo medio y textura ligera son, además, muy utilizadas como abrigo extra durante casi todo el año y, aunque dejemos de utilizarla en la cuna si puede resultarnos muy útil para tapar al bebé en su silla de paseo o mientras está sentado en la silla accesoria del coche, incluso si le tenemos en brazos, cuando el bebé es todavía pequeño. Son también muy útiles para poner encima de superficies como sillones donde vamos a colocar al bebé por un tiempo determinado, para cunas de viaje, o para parques de juegos en los que, a veces, los bebés se quedan dormidos.